Inblay: la disrupción en el sector automotriz

Redacción Artículos

Entre los servicios integrales que ofrece Inblay destacan: soluciones de automatización, conectividad y IoT, datacenter y cómputo, software para uso industrial, videovigilancia, sistemas de visión, soporte y monitoreo en sitio y remoto.

La irrupción de tecnologías vanguardistas como el Internet de las Cosas (IoT), el Big Data, la Computación en la Nube, la Ciberseguridad, entre otras, supuso un terremoto para la industria. Las compañías que se abracen a esta nueva revolución industrial e implementen eficazmente estos elementos en sus procesos productivos correrán con ventaja respecto a sus competidores. 

De acuerdo con un reporte de Siemens, la industria automotriz es la que más avanza hacia la adopción de la industria 4.0. No es ninguna sorpresa. La integración de procesos automatizados en los sistemas de producción incrementa significativamente la productividad, reduce los costos de mantenimiento y elimina las posibles fallas en los equipos, según refiere un estudio de Accenture. 

En este sentido, una de las empresas líderes en la industria 4.0 es Inblay, fundada hace diez años por Víctor Arocha. La firma, según refiere su director, está orientada a diseñar soluciones tecnológicas integrales para el sector industrial. En esencia, Inblay proyecta a las compañías a volverse inteligentes. 

 

Tenemos un expertise importante en la implementación de sistemas para el control y optimización de los procesos de producción, especialmente en el ramo de manufactura automotriz, lo que nos ha encaminado a convertirnos en una compañía altamente especializada, con alianzas estratégicas importantes”, expresa. 

Entre los servicios integrales que ofrece destacan: soluciones de automatización, conectividad y IoT, data center y cómputo, software para uso industrial, videovigilancia, sistemas de visión, soporte y monitoreo en sitio y remoto. 

A través de estos servicios, y particularmente por medio del IoT, Inblay conduce a las empresas hacia la digitalización de sus procesos. 

“En las fábricas inteligentes, operadores, máquinas, sistemas y productos se comunican unos a otros, impulsando la producción de manera cooperativa. Todos los elementos de la fábrica están interconectados, a esto le llamamos el IoT; el objetivo: una producción altamente flexible y eficiente, con total visibilidad y trazabilidad de todos los procesos”. 

Asimismo, Inblay cuenta con diversas certificaciones técnicas y comerciales otorgadas por fabricantes y socios de negocio como Hitachi, Microsoft, Cisco, Fanuc, Mitsubishi, Commscope, Panduit, Cisco, Axis, entre otros. La colaboración con estas empresas le ha otorgado “una visión muy amplia al momento de proponer y ejecutar nuestro trabajo”, observa Víctor.  

Lea el artículo original en Lider Empresarial: